Guayarmina

Pedraza

Nombre y Apellidos: Guayarmina Pedraza García
Nacimiento: La Rambla, Córdoba, 1981
Categoría: Narrativa
Formación: Ciencias Empresariales

Colaboradora: Casandra González
Fecha de la publicación: 02/08/2021

Hoy tenemos una cita con Guayarmina Pedraza (Córdoba, 1981). Nació en el seno de una familia de alfareros y músicos. Su infancia y su adolescencia trascurrieron viajando entre la Península y Gran Canaria, isla de su raíz materna, en la que reside desde el año 2016. Apasionada del arte, la literatura y los viajes, desde muy joven mostró un inquieto espíritu aventurero que la llevó a explorar la escritura a través de la creación de relatos cortos, publicar artículos para mujeres en una plataforma digital y viajar por diferentes países. Sus relatos han recibido diversos premios literarios y menciones y han sido compilados en varias antologías. Su primera novela, Cayena pura, nos lleva a Colombia, país en el que residió y trabajó durante el periodo en que se negociaban los Acuerdos de Paz de La Habana entre las FARC y el Gobierno del país. 

Guayarmina Pedraza con un ejemplar de "Cayena pura"

Tras esta breve presentación, y para comenzar con la ronda de preguntas, damos una calurosa bienvenida a nuestra pequeña tertulia a Guayarmina Pedraza. Comenzamos con la primera: ¿Cómo fueron tus inicios como escritora?

Tuve una educación artística no formal en áreas como la cerámica, la pintura y la música desde la temprana infancia. Esto hizo que mi campo creativo fuese amplio y que mi inquietud por explorar otras áreas de la creación fuera casi ilimitada. Por ello, más adelante, ya en la adolescencia, comencé a explorar la escritura a través de relatos y micorrelatos, algunos de los cuales fueron premiados y publicados en diferentes medios. Durante un tiempo colaboré con Woman’s Soul, una plataforma digital para mujeres, publicando artículos de temática feminista.

En esa inquietud por explorar, ¿cómo y en qué momento nace tu proceso creativo? Es decir, ¿qué es lo que te impulsa a escribir, a crear? ¿Por qué?

Nací en los años 80, en un pueblo interior de Andalucía, cuando el mundo aún no estaba globalizado y no existían internet ni los vuelos low-cost. Mi padre es andaluz y mi madre es canaria. Todos los años, en vacaciones, viajábamos de la Península a la isla para visitar a nuestros familiares canarios. Mi contacto con la creación viene de la infancia, en la que participaba en la creación y decoración de piezas de cerámica en el taller de mi padre, junto a quien, además, aprendí a hacer música. 

La necesidad de escribir es una ramificación más de ese anhelo de crear que había educado y normalizado desde muy pequeña, pero sobre todo surge de esos intentos de explicar a mis amigos y familiares de la Península cómo era la vida en la capital de Gran Canaria a la vuelta de mis vacaciones: cosmopolita, relajada y abierta al mar. Y contar a mi gente isleña cómo era la vida en un pequeño pueblo del corazón de Andalucía: tradicional, aferrada al oficio milenario de cultivar la tierra y fabricar cerámica y rodeada de campos de olivos.

¿En qué medida ha marcado la insularidad tu hacer literario?

La insularidad ha sido la clave, así como la apertura mental que la ciudad abierta al mar y cosmopolita de Las Palmas de Gran Canaria regaló a mi madre y que ella me heredó a mí. Una ciudad que yo descubría de pequeña en mis vacaciones, cada año un poquito más, que me abrió los ojos a otros mundos posibles. Otros mundos que tuve la certeza de que existían dentro de este mundo y que, sin esos viajes de ida y vuelta, se hubiera limitado a mi pequeño pueblo de la Andalucía interior. Esa certeza de la diversidad impulsó las ganas de explorar otros continentes, sobre todo África y América Latina, y desarrolló en mí esa necesidad de contar cómo eran lugares tan cercanos geográficamente y tan distintos en idiosincrasia como las Islas y la Península o como el norte de África y el sur de Europa.

¿Con qué autor/a te gustaría colaborar, hoy por hoy, si tuvieras la oportunidad?

Con Elsa López, una autora a la que admiro muchísimo. Me gustaría explorar junto a ella esas temáticas que tienen que ver con la identidad rural isleña, las tradiciones musicales y la medicina popular cuyos conocimientos atesoraban en su mayoría las mujeres.

¿Qué opinas sobre el frenético ritmo de vida actual y el papel tan importante que juegan las redes sociales en la comunicación? ¿Y en relación con la literatura?

Opino que la información viaja muy deprisa y que las redes sociales juegan un papel importante en el sentido de que son accesibles a todo el mundo y permiten libertad de opinión. No obstante, pienso que el contenido que vemos en las redes sociales está regido, por una parte, por lo que buscamos de manera activa y, por otra, por los algoritmos según los intereses de las compañías que pagan por publicidad. Por tanto, existe un sesgo importante que hace que la información que recibimos sea cada vez menos crítica y contrastada y está en nuestra mano como usuarios el buscar otros puntos de vista.

En cuanto a la literatura o a cualquier otra disciplina artística, sí, opino que las redes sociales hacen visibles a esos autores y autoras como yo que no tenemos a una gran editorial o compañía detrás promoviendo nuestra obra y publicitándonos. En este sentido me siento agradecida por la posibilidad de poder mostrar la existencia de mis textos a través de estas plataformas.

Retrato de Guayarmina Pedraza

En la actualidad, las personalidades que se dedican al mundo literario se ven abocadas a competir con otras de diversos ámbitos para conseguir una mayor visibilidad en estos medios. ¿Crees que el trabajo colaborativo es una buena estrategia para reforzar todas las voces?

Lo creo firmemente. De hecho, mi experiencia ha sido así desde que la novela fue publicada en febrero de 2021. Cayena pura ha sido promocionada por personas que se dedican a escribir también y además por gente que hace música o por mujeres que tienen otro tipo de emprendimientos, y en este sentido nos enriquecemos mutuamente.

¿Cómo ves el panorama literario en Canarias?

Lo veo emergente y por fortuna hay cada vez más autoras junto con autores en las ferias de libros y encuentros literarios de las islas. Históricamente las obras de autoras no se promovían, salvo contadas excepciones. Los referentes eran prácticamente hombres y todavía quedan resquicios de esta desigualdad en los títulos que se ofrecen para su lectura en las bibliotecas. En este sentido observo avances en la sociedad y una conciencia más tendente a la igualdad que me satisface y me hace sentir orgullosa de pertenecer a esta nueva hornada de autoras que ahora sí tenemos más voz y presencia en el panorama literario en Canarias.

Estamos creando una colección de arte para nuestros lectores. ¿Qué obra artística canaria no puede faltar en la colección de Tertulia y Arte? ¿Por qué?

Yo creo que esas obras relacionadas con el pasado aborigen de las islas tendrían que estar presentes, porque un pueblo que desconoce su pasado difícilmente puede proyectar su futuro. Pienso que en este sentido la obra cerámica de Dorotea de Armas debería estar presente. También considero que la obra pictórica de Lola Massieu es indispensable en la colección, puesto que es una artista referente a nivel insular y también nacional. 

La carrera literaria, como cualquier carrera profesional, además de  cierta formación o preparación y maestría, también requiere ciertos apoyos para poder alzar el vuelo. Nos gustaría saber quiénes te han apoyado o cuáles han sido tus apoyos tanto personales como profesionales a lo largo de tu trayectoria literaria.

Mis apoyos personales en mi trayectoria literaria y también vital han sido mis padres. Y no solo han sido apoyos, sino también referentes y fuentes de inspiración, dado que crecí viéndoles crear obras maravillosas de la nada y desde muy pequeña entendí el mundo desde esta perspectiva maravillosa de contar la belleza libremente, como cada quien sepa hacer.

El mejor apoyo profesional en la escritura de mi novela Cayena pura y posterior publicación ha sido mi editor Plácido Checa, fundador de CanariaseBook / CAM-PDS Editores. Sin su obstinación y su fe en mí, mi obra no habría visto la luz. Plácido me ha acompañado en todo el proceso creativo, guiándome por los caminos más técnicos como buen editor, pero sobre todo alentándome y generándome confianza en cada momento.

Guayarmina Pedraza presentando "Cayena pura"

¿Cómo proyectas o visualizas tu futuro?

Me gustaría seguir publicando. Tengo muchos proyectos literarios en mente, proyectos de temática isleña y también proyectos de temáticas que tienen que ver con este mundo de la creación y el arte, especialmente con la alfarería, un oficio que conozco bien y que me parece fascinante. Pero sobre todo me gustaría seguir ocupando espacios de participación en tertulias con otras mujeres escritoras para servir de referente a las nuevas generaciones y contribuir a hacer cada vez más estrecha, hasta que se haga invisible, la brecha de autoría por cuestión de género.

Finalmente, y para despedirnos, solo nos queda darte las gracias por dedicarnos este ratito. Ha sido un placer descubrir un poco más de ti y de tu hacer literario. Te deseamos mucha suerte en tus futuros proyectos. Hasta la próxima tertulia.

Muchas gracias a ustedes y enhorabuena por esta iniciativa maravillosa que visibiliza y conecta a artistas de distintas disciplinas. ¡Larga vida a Tertulia y Arte!

Currículum

Publicaciones

2021

  •  Cayena Pura, CanariaseBook Editores 

Premios

Accésit Concurso Microrrelatos Mineros Manuel Nevado Madrid-Oviedo, 2006, por “Una carta para padre”

Accésit Concurso de Relatos del BIM-La Rambla, 2004, por “Réquiem”

Primer Premio Concurso de Relatos Día de La Mujer-Villamanrique de la Condesa, 2001, por «Las mujeres de mi vida»

Primer Premio Concurso de Relatos del BIM-La Rambla, 1996, por «Reflexiones hacia el abismo”