La artista M. Nieves Cáceres propone ‘Deshilar la colección’ de la Casa de Colón con una visita guiada a su muestra temporal

Deshilar la Colección<br />
Urdimbres de lo sagrado: tramas que des(a)nudan amarres, de M. Nieves Cáceres. 

Deshilar La Colección es un proyecto artístico que abarca la temática de lo sagrado. Desde la veneración de lo divino y lo humano se contrasta la imaginería religiosa con la biodiversidad de la naturaleza. Una muestra que aúna la imagen, la literatura y la acción poética en nexo con diferentes piezas de la colección de la Casa de Colón.<br />
Cabildo de Gran Canaria©Angel Medina G.
  • El recorrido comentado por la creadora de la original iniciativa artística se llevan a cabo el 24 de abril, a las 19:00 horas, con entrada libre

Nieves Cáceres es una artista multidisciplinar lanzaroteña que propone un recorrido visual y conceptual entre las piezas de su creación, en conversación con las obras de la colección propia de la Casa de Colón, el museo americanista de Vegueta, gestionado por el Cabildo de Gran Canaria. ‘Deshilar la colección. Urdimbres de lo sagrado. Tramas que des(a)nudan amarres’ es un proyecto artístico que abarca la temática de lo sagrado. Desde la veneración de lo divino y lo humano se contrasta la imaginería religiosa con la biodiversidad de la naturaleza. La muestra se puede visitar hasta el día 5 de mayo, pero la artista ofrece un recorrido comentado el 24 de abril, a las 19:00 horas, con entrada libre hasta completar aforo. La propuesta se enmarca dentro del ciclo ‘Miradas a la exposición’, programa mediante el que el museo trata de acercar las muestras artísticas temporales a los visitantes.

‘Urdimbres de lo sagrado’ es una exposición que aúna la imagen, la literatura y la acción poética, en vinculación con diez piezas pertenecientes a la colección artística de la Casa de Colón. Su autora, M. Nieves Cáceres, artista multidisciplinar lanzaroteña, confronta su trabajo artístico con obras del siglo XVI al XVIII, o incluso a través de piezas precolombinas, con las que rompe el tiempo lineal propio de la Historia del Arte desde el lenguaje poético.

Entre sus diferentes secciones, Cuerpo Sagrado; Cuerpo Onírico y Cuerpo de Fe, la autora abarca la temática de lo sagrado aunando imagen, literatura y acción poética, y reflexionando entre otros temas sobre la colonización, la santería, la brujería, la esclavitud, el mestizaje y lo onírico.

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-9143332545598907" data-ad-slot="3317682840" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

De Venus a Goya

“La propuesta se fundamenta en abarcar la temática de lo sagrado desde distintos enfoques”, trata de explicar la creadora multidisciplinar M. Nieves Cáceres, sobre su proyecto. “No solo desde una conceptualización religiosa, la cual se toca de manera crítica o irónica, sino abordando el sincretismo de lo religioso-espiritual, al plantear opciones como el animismo, o el mundo de lo onírico como una opción vinculada al surrealismo pero también al origen, a los rituales de iniciación o a las visiones, por ejemplo”, argumenta.

“Mi intención, desde el principio, era buscar un diálogo con obras de la colección de la Casa de Colón, lo cual ha resultado muy gratificante porque, si bien tenía claro el crear nexos con algunas obras concretas, otras han sido sugerencia del propio equipo del museo al ver algunas de mis piezas, dado el conocimiento exhaustivo que mantienen del legado que custodian”. Así, por ejemplo, surge la circunstancia de que las piezas ‘La bruja’, o ‘Confesa’, donde se bordan en tela nombres de mujeres que fueron procesadas durante la Inquisición en Canarias, dialoguen con un grabado de Goya, concretamente uno de sus aquelarres , ‘Disparate ridículo’ (1875). “¡Todo un lujo!”, exclama Cáceres.

Son 19 obras propias de la artista, más otras 10 de la colección, que ocupan las tres salas de exposición temporal del Museo, divididas bajo la premisa conceptual de: Cuerpo sagrado, Cuerpo onírico y Cuerpo de fe, lo cual encaja muy bien en lo que podría interpretarse como una “naturaleza trinitaria”, a juicio de su creadora. A través del lenguaje poético, y con la intencionalidad de romper el tiempo lineal de la Historia del Arte, tan pronto una pieza precolombina, como la Venus Valdivias, de la Cultura Valdivia (Ecuador), fechada en 3500 – 1500 a.C., dialoga con una fotografía, como un plotter sobre tela lo hace con una tabla flamenca del siglo XVI, ‘La Magdalena penitente’ de Maestro del papagayo (1545-1550). El objetivo es así “contrastar Antigüedad, Edad Media o Moderna con propuestas contemporáneas”.