Laura

Mesa

Nombre y Apellidos: Laura Mesa
Nacimiento: Tenerife, 1975
Categoría: Artista visual
Formación: Doctora en Bellas Artes y graduada en Filosofía

Colaboradora: Nira Cabrera
Fecha de la publicación: 05/04/2022

El trabajo de nuestra artista invitada de hoy parte de la relación con lo real y su representación, se centra en una investigación teórico-formal que reflexiona acerca de esta necesidad. Todo ello con un interés especial en el dibujo contemporáneo. Tengo el placer de darle paso en nuestra mesa de tertulias a Laura Mesa (Tenerife, 1975)

Lo primero, bienvenida a nuestra pequeña tertulia. Tras la presentación inicial es el turno de las preguntas. Allá va la primera: ¿Cómo fueron tus inicios profesionales?¿por qué decides dedicar tu vida al arte?

Para ser honesta, supongo que tomé esa decisión poco a poco y después de terminar la carrera de Bellas Artes. Por un lado, y tras hacer los cursos de doctorado en Madrid, comencé mi andadura profesional como docente. Dos años en educación secundaria, casi veinte en las Escuelas de Arte y Superiores de Diseño y, desde el 2019 en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna. Siempre en la especialidad de dibujo. 

Pero, a pesar de esto, nunca dejé el arte de lado. Para mí ver y hacer arte es vital, es algo que da sentido, tiene que ver con pensar y con sentir, es decir, con vivir. Es fundamental para mí. Durante todo este periodo he realizado principalmente dibujos, participé en exposiciones colectivas e hice alguna individual. Pero mi obra se consolidó a partir de 2016, cuando comencé a investigar con los límites del soporte papel y del concepto de dibujo, y empecé a hacer lo que podría denominarse como «dibujo expandido» y «dibujo sólido». Mi exposición de 2017 en el Ateneo de La Laguna, 1364, era ya una instalación que define mi práctica actual.

¿En qué medida crees que ha marcado la insularidad tu desarrollo artístico?

 La insularidad marca, sin duda, más o menos en la misma medida en que marca todo lo que se hace aquí. No creo que los y las artistas tengamos en ese sentido más motivos para quejarnos que la gente que se dedica a la panadería, a la agricultura o a hacer maquetas. Estamos lejos, y esa lejanía demanda un esfuerzo extra de voluntad, de ingenio y, también, muchas veces, de dinero.

¿Cómo nace tu proceso creativo?

En los últimos años he trabajado enfocada a proyectos. Elaboro las ideas pensándolas más que dibujándolas, trabajo mucho con blocs de notas en los que trato de transcribir ideas visuales que parten con frecuencia de lecturas -filosofía sobre todo- y muchas veces también de la digestión de otras obras de arte. A partir de ahí, mis procesos de formalización suelen ser metódicos; desarrollan las ideas de manera disciplinada.  

Epicultura una exposición de la artista Laura Mesa

«Epicultura». 2016-2017. Tinta sobre papel. Medidas variables. Fotografía de Concetta Rizza.

Nos gustaría saber qué proyecto o proyectos recuerdas de manera especial. ¿Podrías adelantarnos algo sobre los proyectos en los que estás trabajando actualmente?

Todos mis procesos artísticos son complejos, muy laboriosos y suponen un coste personal, en tiempo y esfuerzo, muy importante, por eso destacar uno sería difícil. Quizás pueda recordar con especial cariño Epicultura; fue la primera producción que desarrollé en la decidí mostrar el trabajo en el que llevaba tiempo pensando y trabajando y que me llevaba al dibujo sólido e instalativo. Me sumergí de lleno, fue muy emocionante e intenso todo el proceso. 

En cuanto a mis proyectos más recientes, a pocos meses de terminar la exposición Pensar el final compromete el final (2021) seguía aún cerrando el catálogo y me estoy dando un descanso. Descansar significa que estoy trabajando en los aspectos más teóricos del dibujo. De ese «descanso» saldrán cosas.

¿Cuál es tu opinión sobre el frenético ritmo de vida actual y el papel tan importante que juegan las redes sociales en la comunicación?

Bueno, la verdad es que la pregunta es ya una opinión. Por un lado, en mi trayectoria profesional he tratado de poner límites al frenético ritmo de vida que comentas. Me he regalado la posibilidad de tener tiempo de madurar ideas y propuestas, tiempo de estudio y de taller, que es lo que realmente me ha permitido hacer lo hago actualmente. 

Por otro lado, las redes sociales son un problema importante, naturalmente, sobre esto no tengo demasiado que aportar. A mi particularmente me parecen una bendición, porque me permiten conectarme con el mundo, son ahora mismo una ventana profesional impagable y suponen un acceso privilegiado e inmediato a la producción visual que se hace en todo el mundo. Es una suerte. Por lo demás, me preocupa -y es una de las cuestiones que abordo en mi obra- cómo las realidades virtuales disuelven las ideas de realidad y representación. La misma idea de verdad ya no es ni siquiera relativa sino que es un concepto difuso y, en cierto modo, absurdo. Es complejo, creo que es uno de los temas fundamentales para pensar en nuestro tiempo.

¿Hay algún o alguna artista con el/la que te gustaría colaborar?

 Claro, con muchísimos y muchísimas. Vamos a decir uno, soñando: con Dan Vho.

Dos moldes para un constructo, una obra de la artista visual Laura Mesa

«Dos moldes para un constructo». 2017. Sal marina, papel y metal. Medidas variables

¿Cómo ves el panorama artístico del Archipiélago?

Siempre se dice que en Canarias hay un estupendo nivel, y es cierto, pero es un contexto cultural muy pequeño, aquí no se puede crecer. Pese a ello hay un montón de gente trabajando, se hacen cosas muy buenas, que merecen mucho la pena. 

Estamos creando una biblioteca de sugerencias para nuestros lectores, ¿qué libro no puede faltar en la estantería de Tertulia y Arte?

Lo cierto es que, como dije antes, apenas leo literatura, soy más lectora de filosofía. Me temo que no puedo dar una buena sugerencia.

La artística como cualquier carrera profesional, además de formación y talento, requiere de apoyos para poder desarrollarse. Nos gustaría saber quiénes han sido tus apoyos tanto personales como profesionales

En mi trayectoria ha sido fundamental la amistad que me une a Gonzalo González, forjada a partir de que hice mi tesis doctoral acerca de sus dibujos; recién licenciada, las largas conversaciones que mantuvimos –y mantenemos– fueron siempre sumamente enriquecedoras. Laura Gherardi también ha sido muy importante, el periodo en el que compartimos taller fue pura riqueza. Imposible es no nombrar a Pepe Betancort, que apostó con enorme ilusión por mi trabajo para exponer en CIC El Almacén, y gente como Paco León y Alejandro Krawietz, Fernando Pérez y Richard Correa, Isidro Hernández, Mónica Álvarez Careaga o Dalia de la Rosa y Lola Barrena, que seleccionaron en su momento mi obra para distintos proyectos. 

Muy especialmente hay que mencionar el apoyo y la apuesta de Pedro y Frasco Pinto, de la Galería Artizar, con la que tengo la suerte de trabajar actualmente. Sandra Santana y Verónica Farizo son apoyos personales y profesionales impagables. 

Para despedirnos solo nos queda darte las gracias por dedicarnos este ratito. Gracias por dejarnos descubrir todo el trabajo que esconden tus obras y mucho ánimo con tus próximos proyectos. Hasta la próxima tertulia.

 Muchas gracias a ustedes.

Últimas exposiciones

2021

  • Pensar el final compromete el final. Sala de Arte Contemporáneo del Gobierno de Canarias. Tenerife

2020

  • Pero no el mundo. Galería Artizar. Tenerife

Para más información sobre esta artista visiten: lauramesa.art